Yofra, un salto innovador desde la fabricación de palés al liderazgo en el sector de la madera laminada

La empresa familiar de Gajano, referencia nacional en el diseño, fabricación y montaje de estructuras laminadas, cuenta con un departamento de I+D capaz de diseñar maquinaria de última generación, que le permite abrirse a nuevos mercados y reducir su dependencia de proveedores extranjeros

La innovación tecnológica y la adaptabilidad a las tendencias y demandas del mercado han permitido a Yofra posicionarse como la compañía líder en España en diseño, fabricación y montaje de estructuras de madera laminadas. La diversificación, la inversión en tecnología de vanguardia, la colaboración con otras empresas locales y su compromiso con la sostenibilidad han hecho que la compañía de Gajano destaque en su sector.

La firma cántabra, a lo largo de sus 41 años de historia, ha ido dando pasos estratégicos con la mirada siempre puesta en los avances tecnológicos. Cuando la familia Portillo la adquirió, en 1996, sólo se fabricaban embalajes y palés y todo se producía para un único cliente. Para sobrevivir en el mercado y garantizar su estabilidad, decidieron realizar una fuerte inversión en innovación tecnológica para “aventurarse” en el sector de las estructuras de madera laminada, muy implantadas por aquél entonces en Europa. En dos años, experimentaron un notable crecimiento, la diversificación del negocio funcionó, y ese único cliente pasó a representar solo el 30 por ciento de la facturación. 

Reproducir vídeo

Mantenerse a la vanguardia requiere invertir en tecnología punta para satisfacer las demandas del mercado y cumplir con los estándares de calidad y seguridad exigidos, por lo que la innovación ha sido una constante para la empresa. Marcos Portillo, gerente de Yofra asegura:

Los cambios tecnológicos en el sector de la madera llevan la misma velocidad que en la automoción o las telecomunicaciones, así que decides invertir e innovar o te quedas fuera”.

SÚMATE A LA INNOVACIÓN

Si a tu empresa le interesa la innovación, quieres compartir tu actividad y buscas posibles colaboraciones, PINNCAN está hecho para ti

Las nuevas oportunidades de crecimiento y diversificación las ha encontrado la firma cántabra en la fabricación de tableros madera contralaminada, también conocida como CLT (Cross-Laminated Timber), para la edificación sostenible y ecológica. Un nuevo paso estratégico que ha supuesto un impulso para su departamento interno de I+D, formado por un equipo multidisciplinar de ingenieros mecánicos y eléctricos, que diseña la tecnología que Yofra necesita. 

Los aliados tecnológicos los encuentra en Alemania, pero no siempre la maquinaria que importa la firma de Gajano se adapta a sus necesidades específicas, algo que ha llevado a Yofra a diseñar tecnología propia. “En España no hay ninguna industria generalizada de este producto y por eso casi todas nuestras líneas de fabricación son alemanas, pero esa tecnología estándar a veces no se ajusta a lo que necesitamos”, explica el gerente.  

No todos los proyectos son iguales ni requieren lo mismo, así que el grupo de I+D es dinámico. A la hora de configurarlo, la empresa selecciona a los trabajadores de la plantilla que mejor se adaptan a las necesidades de cada caso. Hay una rotación dinámica para asegurar el talento adecuado en cada momento.

“Tenemos un equipo de cálculo de ingeniería fantástico que nos permite diseñar nuestras propias máquinas. Una vez hecho el diseño, dividimos los procesos de fabricación y repartimos la producción de las piezas entre empresas y talleres locales especializados. Nosotros después realizamos el montaje y un equipo de informático externo hace toda la programación”. 

La firma de Gajano hace el diseño y desarrollo de los planos (estructurales, mecánicos, eléctricos, hidráulicos, alimentación, seguridad…) y su red de empresas colaboradoras participan en la fabricación de los diferentes sistemas. Yofra consigue así disponer de unas líneas de automatización acordes a lo que fabrican, reducir su dependencia de proveedores extranjeros y, al mismo tiempo, dar valor a negocios del entorno.

Marco Portillo, Gerente de Yofra

Entre sus colaboradores destacan Mecanizados Ango, en Orejo; Metal 7, de Camargo; o Talleres Metabria, ubicada en Pontejos. Y para el desarrollo de los programas informáticos, se apoyan en Tennet, una empresa con sede en Madrid. 

Diseñamos nuestra propia maquinaria y nos apoyamos en empresas locales para su fabricación. Entre todos, desarrollamos tecnología puntera.

“Entre todos, fabricamos tecnología puntera. La combinación de fortalezas y especialidades permite que hagamos lo mismo que un fabricante alemán, solamente que, en este caso, se adapta a aquellas necesidades puntuales que nosotros tenemos.”, resalta Portillo. 

Sus últimas incorporaciones: una prensa para hacer vigas curvas difíciles de encontrar en el mercado, y una prensa automática para fabricar CLT, en la que Yofra ha invertido más de 537.000 euros y para la que ha contado con el apoyo de la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del  Gobierno de Cantabria. La empresa ha recibido una subvención cercana a los 88.000 euros a través de la línea de ayudas CRECE 2 (Crecimiento Industrial para Empresas Industriales), un programa cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). 

La apuesta de Yofra por la innovación ha ido ligada a un crecimiento de la plantilla y a una mayor cualificación de los empleados. “Al margen de los titulados superiores altamente especializados, la mayor parte de nuestro equipo cuenta con conocimientos de control numérico. La formación es continua porque hay que adaptarse a la nueva maquinaria que vamos incorporando y entender los procesos, saber cómo funcionan ordenadores, detectores o sensores”, apunta el gerente. 

Portillo hace hincapié en que muchos ingenieros que comenzaron a trabajar en la empresa a finales de los años 90 -la mayoría procedentes de la Universidad de Cantabria– siguen formando parte de la plantilla. “Podemos decir que por los años de experiencia y por la posición que tenemos en el mercado nacional contamos con los mejores profesionales del sector en España”, asegura. 

Para Yofra, invertir en innovación no es solo sinónimo de mejorar la competitividad y favorecer el crecimiento del negocio, sino que está estrechamente relacionado con la reducción de la siniestralidad laboral y el aumento de la motivación de los profesionales que forman su plantilla. “Apostar por la innovación y por introducir la tecnología más puntera hace que disminuya sustancialmente el riesgo laboral y que se reduzca el esfuerzo que hacen nuestros trabajadores, y eso les lleva a estar más motivados e implicados”. 

Yofra ha construído su reputación lámina a lámina. El objetivo de la empresa era “convertirse en una verdadera ingeniería que no solo producía” y lo han conseguido.